Facebook Twitter RSS

Chuletas Agridulces

Escrito enero 27, 2013 por Gisel Olvera en Recetas + Trucos con 0 respuestas

En esta receta la mermelada será parte vital del marinado. Llenas de fruta y sabor, aromas irresistibles, las mermeladas son más versátiles de lo que pueden imaginar. Pan, mantequilla, café o té son los mejores acompañantes para darle su importancia merecida. Pero también hay muchas otras maneras de disfrutarlas y no sólo en el desayuno. ¡Ojo! Lo importante de una mermelada es que tenga buena cantidad de fruta (y no tanta de azúcar). En las versiones gourmet, el toque de especias y combinación de sabores las convierten en una verdadera delicia. Así que, tengan a la mano una buena mermelada para esta receta y comprueben el resultado.

Marinado:

- Mermelada de Chabacano, Piña o Naranja (cantidad generosa para untar, también pueden mezclar dos)

- 1 Cda de Mostaza de Dijon (o normal si no tienen de grano)

- 2 dientes de ajo picados o ajo molido (sin sal)

- Salsa soya. Cantidad necesaria para “salar”.

- 1 Cda de Aceite de ajonjolí

- Jugo de 1 naranja grande y 2 limones

- Jengibre rallado

- Un poco de chile chipotle para dar el toque “spicy” (funciona perfecto la salsita de lata). Pueden omitirlo si no quieren picante.

Pidan sus chuletas de cerdo de 2 cm de grosor. También pueden utilizar esta receta para hacer costillitas agridulces. La marinada funciona de la misma forma y el cerdo va excelente con lo agridulce. Coloquen las chuletas en el recipiente y empiecen a untar la mermelada y a “bañarlas” con el resto de los ingredientes incorporando todos a manera de salsa. Es importante mencionarles que ya que utilizaremos salsa soya, no es necesario agregar sal. La misma salsa le dará ese toque a la carne. Una vez lista la marinada, hay que dejar reposar.

Si pueden dejar marinando la carne toda una noche… perfecto. De esta manera, la carne absorberá todos los aromas y sabores, quedando fenomenal. Noten que con el uso de la mermelada, nuestra marinada no es totalmente líquida sino un poco espesa. Queremos que al momento de hornear, los jugos se reduzcan y rosticen, tomando la consistencia de un glaseado ligero.

Antes de llevar la carne al horno, en un sartén con aceite bien caliente, “sellen” las chuletas por ambos lados. Sellar quiere decir dorar rápidamente a temperatura alta, de forma que la carne no pierda sus propios jugos al hornearse. Regresen la carne a la marinada y lleven al horno por alrededor de unos 40 min aproximadamente a 180º (revisen cantidad carne Vs tiempo). Estén al pendiente para obtener una carne ¡en su punto!, suave y jugosa.

Acompañen con arroz, verduritas al vapor, un vino blanco seco o cerveza clara… ¡provecho!